Reggae Chalice premieres video clip of “Ni Una Menos”, an anthem against gender violence

Fue a comienzos de marzo cuando desde Reggae Chalice anunciamos y presentamos una nueva producción musical en el marco del Día Internacional de la Mujer. "Not one less" es el nombre de este trabajo que reúne por primera vez bajo el mismo riddim a las destacadas artistas chilenas Maialem, Almeyda of the Riddim, Mary Zion Y Kirmotta Black. La propuesta musical es un himno contra la violencia de género, un llamado de alerta y también un grito de lucha por todas aquellas mujeres que han perdido la vida en manos de un femicida.

La canción ahora estrena su videoclip, el que fue grabado en el sector del Barrio Bellavista, in Santiago, y que contó con la participación de la Colectiva Baila Capucha Baila, y mujeres que quisieron asistir a esta realización a cargo de Tecbo Pro Audiovisual.

Sobre un Trap Reggae consciente, “Not one less” aborda una temática compleja y de alta sensibilidad pública como lo es la violencia de género alrededor del orbe. Durante este año y medio de un mundo bajo pandemia, la violencia contra la mujer ha aumentado preocupantemente, tanto las denuncias por violencia como las muertes de mujeres por razón de género o femicidios. Tan solo en Chile, las cifras del año 2020 alcanzaron 58 femicidios contabilizados por la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres y que en lo que va de este 2021 suman ya 12 bajo esa tipificación. Según consignó el medio de investigación periodística CIPER, in 2020 el peak de llamadas de auxilio al Fono Familia #149 was reached in may, with a 314% más que en el mismo mes de 2019.

Esta realidad también ha sido abordada por artistas del Reggae Dancehall en Jamaica, for example, cuando hace tan solo unos días atrás las redes sociales de connotados de la música en la isla se inundaron de mensajes llamando a terminar con la violencia hacia las mujeres, luego de la muerte de la joven Khanice Jackson, quien fuera desaparecida el pasado 24 de marzo y cuyo cuerpo fue encontrado dos días después en estado de descomposición, en su ruta de vuelta del trabajo a la casa.

Este grupo de mujeres cantantes, feministas, tienen mucho que decir respecto de esta temática y así lo consignaron en conversación con Reggae Chalice.

For Maialem, “la mujer a lo largo de su historia ha sido minimizada, desvalorizada y callada en casi todos los ámbitos de la vida, siendo por mucho tiempo olvidadas incluso las vidas de mujeres que partieron en manos de sus agresores. Aquí está la relevancia de esta canción, un registro que representa el grito que dice ¡Basta, esto no puede seguir así!, porque ahora sabemos que no tenemos porqué seguir en los patrones que llevamos repitiendo desde los comienzos de la historia humana y esperamos representar este grito colectivo a través de esta canción”.

La connotada artista del Reggae Dancehall agregó que “si bien mi música siempre ha representado la visión femenina de la vida y ha sido -a lo largo de mi tiempo escribiendo música- un llamado al empoderamiento y valoración de la mujer, el decir “No queremos ni una menos” sin duda trajo una carga emocional de mucha impotencia , rabia y tristeza. Mi desafío personal en este ámbito fue el tratar de expresarme lo mejor posible de manera de poder llegar a la mayor cantidad de personas con mi lírica y buscar empatía y resonancia en las personas que me escuchan. Es de gran importancia que la música siga siendo fuente de protesta y voces para los sin voz”.

In the same line, Almeyda of the Riddim, quien por estos días se encuentra ad portas de lanzar su disco debut, dijo que “esta canción abrió mis heridas de patriarcado, me parece esencial en estos tiempos reflexionar acerca de los roles y prácticas que hemos dejado transformarse en costumbre, silencios que nos hacen daño, competencia, rivalidad, soledad, falta de información. Hoy alzamos la voz y decimos NO más a los abusos e inequidad, ya es tiempo de generar cambios, y estamos aquí como cantantes para representar a toda una comunidad. Desde la evolución de una misma a trasformar sociedad completa. El poder de la música nos ampara”.

Meanwhile, Mary Zion, artista que desde la Patagonia continúa haciendo música, expresó que en este momento en que todas las semanas en el mundo aparecen mujeres muertas, “no hay justicia, estamos rodeadas de femicidas que la ley ampara y caminan libres entre nosotras, siendo nosotras las que debemos defendernos”, por lo que se hace necesario entregar un mensaje de poder.

La también activista cannábica agregó que durante el proceso creativo “me llenaba de distintas emociones, rabia, impotencia, lágrimas y a la vez emoción de estar junto a mis compañeras, agradecida de estar viva y poder ser la voz de las que no están y de las que ya no pueden cantar. Querer transmitir todo lo que sientes es la misión y siento que se cumplió el objetivo y eso me llena el corazón”.


Para Kirmotta Black, artista del rap, soul y R&B, manifestó que “todas hemos vivido alguna situación de vulnerabilidad y/o abuso por el solo hecho de ser mujeres. Mi letra en esta canción va dirigida a todas las mujeres que están viviendo situaciones de violencia de género, invitándolas a abrir los ojos, ver la realidad de la magnitud del problema, que a lo que puede llegar es a la muerte y a dejar de justificar al violentador, al femicida. A ustedes les digo que por favor tomen la decisión correcta y se alejen, sean fuertes por que lo somos”.

Desde Reggae Chalice, Magazine de cultura Reggae impulsada por una mujer, como medio de comunicación creemos que es necesario y relevante que las mujeres del Reggae y música afín, tengan espacios de difusión permanente y así también, posibilidades de generación de contenido atingente, lo que fue el motor que llevó a la producción de esta canción.

“La violencia contra la mujer es un tema que para muchos es molesto, quizás hasta un cliché, pero esa misma reacción es parte de una cultura patriarcal, male chauvinist, que ha normalizado la violencia de género. Este sistema, el modelo neoliberal que nos rige, nos vulnera en todo sentido y en todo momento, siendo el femicidio el último escalón de ese ciclo de violencia, el episodio más brutal de cómo se expresa la violencia hacia nosotras. Si tú como hombre, o mujer, haces una breve encuesta en tu círculo más cercano, en la familia y con tus amigas, y preguntas cuántas de ellas alguna vez sufrió algún episodio de acoso, abuso, violencia sicológica, económica o física, te sorprenderás de la cantidad de mujeres que han vivido las consecuencias del machismo imperante y que como sociedad tenemos el deber de erradicar”, finalizó Valeska Hume-Concha, directora de Reggae Chalice.

El videoclip de “Ni Una Menos” ya está disponible en el canal de youtube de Reggae Chalice y puedes verlo aquí: