Comunidad Rastafari de Chile exige medidas compensatorias por violación de DDHH cometidos contra anciano en Jamaica

  • En tanto, el Reino Teocrático de la Orden Nyahbinghi en Chile también se hizo parte enviando su propia misiva. 

Ante la noticia recibida hace algunos días de una vulneración de derechos cometidos contra el anciano Binghi Irie Lion, cuando en un control médico en el Hospital Linstead en Jamaica los funcionarios del recinto hospitalario procedieron sin previa autorización al corte de su barba, la que llevaba como parte de sus preceptos de vida Rastafari hace 57 años, distintas organizaciones representantes de Rastafari en Chile enviaron una carta manifestándose en contra de esta situación. 

En la carta firmada por el Congreso Internacional Africano Etíope (E.A.B.I.C Chile), la Comunidad del León de Judá (remanente de las 12 Tribus de Israel en Chile); la Asamblea RastafarI, y la Fundación Empress Menen Asfaw Chile, los Rastafari chilenos solicitan a las autoridades del Ministerio de Cultura de la isla, disculpas públicas, además de exigir medidas compensatorias por el irreparable daño provocado a dicho anciano.

La misiva relata los sucesos ocurridos: “William Montgomery Holmes, llamado Bongo Irie Lion, destacado anciano de la Orden Nyahbinghi quien ha llevado los altos preceptos del camino RastafarI apegado en rectitud del Livity RastafarI, acudió al Linstead Hospital el pasado 26 de abril del 2020 por causa de una neumonía y presión arterial alta (…) Tres días después, el 29 de abril, la familia pudo asistir al recinto hospitalario y se llevaron la dolorosa y terrible noticia de que a Bongo Irie Lion le habían afeitado su barba sin explicación alguna ni motivos médicos aparentes. Este suceso ha provocado un gran trauma emocional tanto para él como a su familia, puesto que su barba la llevaba hace 57 años en convicción a sus creencias”.

Amparados en la Declaración universal de los Derechos Humanos, se explicita que las acciones cometidas contra el anciano vulneran sus derechos ratificados en el artículo 25 párrafo 1, artículos 3 y 18 de dicha declaración.

“Ante esta gran transgresión cometida, venimos a manifestar nuestro repudio a esta situación acontecida, así también solicitamos que tomen todas las medidas correspondientes para evitar que vuelva a suceder esta vulneración de los derechos humanos contra ninguna persona que profese la fe de vida Rastafari. Exigimos que sean dadas disculpas públicas desde la institución a Bongo Irie Lion por este horrendo suceso y medidas compensatorias por el daño irreparable causado considerando todo el reconocimiento internacional y beneficios turísticos que ha traído para el pueblo y Gobierno de Jamaica, la fe de vida Rastafari”, finaliza la carta.

Cabe destacar que para la fe de vida de los Rastafari el pelo es un símbolo sagrado y parte de sus preceptos es dejarlo crecer sin cortarlo.

Carta por Binghi Irie Lion