Aroma, Taste and Harmony in Bunna Cafe

"Buna dabo naw '' Coffee is our pan-, says a popular saying in Ethiopia.

Comienza el otoño y en Reggae Chalice tenemos la recomendación perfecta para nuestros lectores. Un lugar que brilla con luces propias, donde el calor familiar y las tradiciones se toman en serio y se viven a diario. Nos referimos a Bunna Cafe, ubicada en la pre-cordillera santiaguina, un lugar donde la tranquilidad se respira y donde el ruido y la contaminación de la capital quedan varios kilómetros atrás.

Aunque sabemos que el acceso no es fácil, se agradece enormemente la armonía y la buena vibra del lugar, apartado del estresante trajín característico de la jungla de concreto.

Bunna Cafe nace como un emprendimiento familiar a inicios del 2015, momento en que la familia Rastafari encabezada por Jorge Espinoza, “Hno Jordán”, y María Teresa Vera, deciden abandonar una vida rutinaria –ella psicóloga de profesión y él constructor- para dedicarse de lleno en este proyecto que cambió sus vidas.

Según Jordán, la experiencia ha sido única, asegurando que “la gente necesitaba espacios culturales y familiares, donde los padres puedan llevar a los niños sin que nadie les diga nada. Acá los niños son parte de nuestro ambiente, pueden jugar, pintar, correr y hacer todo lo que ellos quieran”, cuenta con orgullo.

Pero partamos por lo que nos convoca: la comida. Bunna Cafetería sorprende con elaboraciones caseras y propias, donde el sabor de la masa y el perfecto relleno hace recordar aquellos inolvidables pasteles de la infancia, esos que uno comía con muchas ganas y apurado para no convidarle a nadie.

En nuestra visita tuvimos el privilegio de probar el “Küchen de plátano-frambuesa”, una mezcla que no nos esperábamos y nunca habíamos probado. En una sola palabra, maravilloso. El horneado perfecto de la masa y el contraste de sabores de ambas frutas hacen que el paladar se deleite con esta inesperada mezcla. Pero falta la mejor parte. Bunna Cafetería trabaja con la marca Marley Coffee -no solo por el natural vínculo Rastafari-, sino porque esa compañía es una de las pocas que trabaja el grano etíope, ese grano ancestral que rememora las antiguas tradiciones africanas.

En Bunna la preparación ceremonial del café son parte de la minuta diaria, donde se cuenta la historia del origen del grano y cuya preparación es una reproducción fidedigna de cómo relata la tradición etíope. Cien por ciento recomendado. Un pastel artesanal y un café. , por favor pídalo así mismo. Se sorprenderá muy gratamente de la historia, la ceremonia, la preparación y el sabor, todo hecho y narrado por la misma familia. Se garantiza un muy grato momento.

Tomar un rico café es un acto que pretende ser ritual y ceremonioso. El café se cocina en las mesa, con brasas al rojo vivo y una “fucking” o tetera de greda encima de ellas. Los implementos permiten la elaboración perfecta del brebaje. Un café poderoso, con mucho cuerpo, intensidad, aroma, amargo y sin borra, esto gracias a la forma del recipiente.

REGGAE CULTURAL

Bunna Cafe no solo se presenta como una alternativa gastronómica. El anhelo de rescatar la cultura del Reggae lo hace acreedor de una esencia y aromas diferentes a otros lugares. La idea es simple: compartir o “Selektar” música con los clientes o amigos; exhibir películas para niños y adultos, y presentar bandas en vivo durante el día, todo en compañía de la familia.

Es así como a un año de la apertura de este café, dicho escenario se ha posicionado como uno importante en el desarrollo e itinerancia del Reggae local, donde ya se han presentado artistas connotados de la escena como José Dolores, Balaguero, Revel, Polo Isses, Cresposalem, Queen Talulah, Maialem, Ángela; y también artistas internacionales como la presentación de los argentinos de Mama Ordán & The Uokey Band, el pasado diciembre.

Ya lo saben amigos de Reggae Chalice! Para los amantes del café, los pasteles, la buena música y la mejor vibrazion, la invitación ya está hecha. Bunna Cafe está ubicado a tan sólo quince minutos de Las Vizcachas, específicamente en Los Peumos 024, paradero 6 de Las Vertientes. Sus puertas están abiertas de martes a domingo, entre las 10:00 y las 22:00 hrs. Si quieres conocer más sobre el ritual del café, agenda una hora al 228711366 o comunícate con ellos a través de sus redes sociales.